MICROBIOTA

La microbiota, un órgano más de nuestro organismo.

La microbiota intestinal, también conocida como flora intestinal, es el conjunto de microorganismos que pueblan nuestro intestino, y es único y diferente en cada individuo. Esta comunidad es compuesta de 100 billones de bacteria, agrupadas en más de 1000 especies diferentes.

¿Qué funciones tiene la microbiota?

La microbiota desempeña muchas funciones útiles para nuestro organismo controlando la inmunidad, la digestión y el metabolismo, llegando a tener una relación estrecha con el intestino y también con otros órganos del cuerpo humano como el cerebro y los pulmones.
Recurso 7@4x

Ayuda a mantener una función digestiva adecuada, digiriendo algunos de los alimentos que nuestro sistema digestivo no es capaz de aprovechar.

Recurso 8@4x

Participa en la producción de ciertas vitaminas del grupo B y K.

Recurso 9@4x

Constituye una defensa contra otros microorganismos, ya que garantiza la integridad de la mucosa intestinal.

Recurso 6@4x

Colabora con el sistema inmune de nuestro organismo, representando la primera barrera contra los ataques de patógenos.

Disbiosis

La composición de la microbiota varía de un individuo a otro y cuando su equilibrio se altera, se habla de disbiosis intestinal. La disbiosis o mal funcionamiento intestinal puede provocar disfunciones en el propio aparato digestivo, pero pude llegar a desencadenar trastornos más importantes como enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome del colon irritable, alergias y diabetes, entre otros.

Factores ambientales y especialmente la dieta juegan un papel muy importante para mantener la microbiota en equilibrio. Alimentos ricos en fibras prebióticas y vitaminas (vegetales, frutas, legumbres y cereales) ayudan al buen funcionamiento de los microorganismos que pueblan nuestro intestino. Sin embargo también hay otros que la dañan, como azúcares, ultra procesados y alcohol.

Los síntomas más comunes de una disbiosis de la microbiota intestinal son:
04_2
  • FLATULENCIA
  • HINCHAZÓN ABDOMINAL
  • DIARREA
  • ESTREÑIMIENTO
  • DIFICULTADES DE DIGESTIÓN
  • TRASTORNOS INTESTINALES